Como hacer negocios

Un nuevo estudio del Banco Mundial sitúa a Dinamarca en el tercer puesto mundial de países donde resulta más fácil hacer negocios y en el primero de Europa. La lista, encabezada de nuevo por Singapur, incluye, además, a Noruega, Finlandia y Suecia entre los diez primeros. España, que ha avanzado una posición con respecto al año pasado, se encuentra en el puesto número 33.

Para realizar el informe Doing Business se tienen en cuenta diferentes parámetros: la facilidad para abrir un negocio, los trámites para obtener un permiso de construcción o darse de alta en una compañía eléctrica, la rapidez para registrar una propiedad u obtener un crédito, la protección a los inversores minoritarios, el pago de impuestos, el acceso a la exportación e importación, el cumplimiento de contratos y la resolución de problemas de insolvencia financiera.

«Crear un entorno para los negocios bueno y eficiente tanto para las compañías danesas como para las extranjeras es una de las prioridades fundamentales del gobierno danés, y estoy encantado de ver que nuestros esfuerzos continuados ofrecen estos resultados y que Dinamarca es, una vez más, reconocida como el mejor país de Europa para hacer negocios», declaró el ministro de Exteriores danés, Kristian Jensen, al conocer la noticia.

Ausencia de corrupción

El hecho de que los países escandinavos encabecen este ranking y otros muchos, como el de la revista Forbes, se debe a múltiples factores, entre los que destacan la ausencia de corrupción y la transparencia de sus gobiernos, que se acompaña de una ética en el trabajo, la innovación tecnológica, un mercado laboral flexible y un sistema educativo de gran calidad donde se potencia el bilingüismo y la iniciativa empresarial de los jóvenes.Aunque no se evalúa en el estudio, la ausencia de corrupción y la confianza que ofrece este entorno de transparencia es uno de los valores que más aprecian los inversores extranjeros.

En el último estudio que llevó a cabo Transparencia Internacional en 175 países, donde en una escala de 0 a 100, 0 representa el nivel máximo de corrupción y 100 la ausencia de esta, Dinamarca logró un total de 92 puntos, Finlandia, 89, Suecia, 87, y Noruega, 86. Los cuatro países escandinavos ocupaban cuatro de los cinco primeros puestos entre los países menos corruptos del mundo. España se sitúo en el lugar 37 con un total de 60 puntos.

Otra de las grandes ventajas de los países nórdicos es su capacidad para innovar. Brystol-Myers Squibb (BMS), una de las principales empresas farmaceúticas de Estados Unidos, expresaba en palabras de su vicepresidente, Emmanuel Blin, el atractivo de Dinamarca como centro de innovación y el porqué de la apuesta de esta compañía por invertir en el país. «Dinamarca se ha enfocado a apoyar la innovación, lo que crea un contexto positivo para nuestras inversiones».

En el ámbito laboral y de relaciones entre el estado y el trabajador, un concepto importante es el de la «flexiseguridad», donde se protege al trabajador pero no el puesto de trabajo. Los índices de afilición sindical son muy altos y la representatividad empresarial también es muy elevada, por lo que la intervención del estado es mínima, ya que todo se negocia en los convenios.

El estado tan solo garantiza que los trabajadores despedidos puedan volver al mercado de trabajo en el menor tiempo posible. El despido en estos países no se ve como un drama sino como una circunstancia más del clima laboral o económico.

Formación para el empleo

Es importante destacar asimismo la calidad de la educación, donde el bilingüismo está extendido en todos los niveles de la población y donde se fomenta, además, la independencia de los jóvenes y su inclusión en el mercado laboral, ya que el estado financia su incorporación al mismo mientras continúan sus estudios.

Por países, Dinamarca es una economía de mercado moderna basada en un sector agrícola de alta tecnología, industrias líderes en el sector farmacéutico, transporte marítimo de mercancías y energías renovables. Ayudada por la paz y neutralidad durante el siglo XX, Suecia ha logrado un extraordinario nivel de vida mediante un sistema de capitalismo de alta tecnología y amplios beneficios sociales. Tiene excelentes comunicaciones internas y externas y una mano de obra altamente cualificada. La economía noruega es una economía mixta, con un sector privado vibrante y un amplio sector estatal.

El gobierno controla áreas fundamentales como el petróleo que aporta el 30% de los ingresos del estado. Además, el país es rico en recursos naturales como energía hidráulica, pesca, bosques y minerales. Es el tercer exportador del mundo de gas natural y el séptimo exportador de petróleo. Y Finlandia esun país altamente industrializado con una economía de libre mercado y una alta renta «per cápita». El comercio exterior es una de sus principales fuentes de ingresos. Es competitiva en ingeniería, telecomunicaciones, industrias electrónicas y exporta tecnología para telefonía móvil, energías limpias y biotecnología.

 

Contacte

contacte
Agilitza Consultoria